Patrimonio por Lorca Rotating Header Image

Juana Ponce

Un aniversario agridulce

Los arqueólogos trabajando en una de las salas. :: P. ALONSO / AGM

Los arqueólogos trabajando en una de las salas. :: P. ALONSO / AGM

En la página web, debajo del menú desplegable con las diferentes secciones, aparece un mensaje al que aún le restan algunos meses para poder ser borrado: «El Museo permanece cerrado debido a los daños sufridos por el terremoto del 11 de mayo». Fue uno de los edificios públicos que resultó afectado, sobre todo en su parte nueva. De sus entrañas han tenido que salir algunos tesoros para su rehabilitación en el Instituto de Patrimonio Cultural, dependiente del Ministerio.

El destino no ha permitido que la casa de la arqueología local celebre como se merece el veinte aniversario de su apertura. No obstante, la Concejalía de Cultura ya ha anunciando algunos actos para el próximo mes de marzo. ‘La Verdad’ ha pedido a los que más conocen cada rincón del edificio, los arqueólogos municipales Andrés Martínez y Juana Ponce, que seleccionen las veinte ‘joyas’ del patrimonio que custodian. «Hemos elegido una representación de cada época y algunas que no son muy conocidas. Son muchísimos los fondos de los que disponemos. Quizás, en importancia, la más destacada sea la túnica de lino de Cueva Sagrada, pero a mí, personalmente, las que más me gustan son las piezas de excavación. Cualquier vaso cerámico de hace cinco mil años, porque eso aporta mucho a la historia de Lorca, demuestra que en esa época ya había aquí población estable», comenta Martínez. (más…)

Más hallazgos bajo el santuario

Arco lobulado islámico descubierto en el año 2000 en las primeras excavaciones realizadas en el santuario. :: PACO ALONSO / AGM

Arco lobulado islámico descubierto en el año 2000 en las primeras excavaciones realizadas en el santuario. :: PACO ALONSO / AGM

Las excavaciones que se llevan a cabo en el santuario patronal con motivo de las obras de emergencia tras los terremotos han permitido dejar al descubierto nuevos hallazgos que arrojan luz sobre el pasado islámico de este emplazamiento, que fue adaptado para ser transformado en templo cristiano.

Entre las novedades está la aparición de lo que sería un cuarto arco islámico (en el año 2000 se hallaron restos de otros tres). El nuevo arco se ha descubierto bajo el pavimento de una de las capillas laterales de la iglesia franciscana por la que continúa el muro islámico que apareció también en el 2000, cuando se realizaron obras de consolidación de la escalera de la Tota Pulchra.

Ese muro, construido con sillares de piedra caliza de color ‘beige’ blanquecino, dispuestos a soga y tizón, con una longitud de algo más de 11 metros, contaba con tres vanos en los que se pudieron determinar tres arcos: uno lobulado, otro de herradura y un tercero indeterminado por estar muy transformado.

En las iniciales investigaciones se pudo comprobar que en algunos de los arcos quedaban restos de la decoración de la época islámica, a base de franjas blancas que alternaban rojas en imitación de una sucesión de dovelas rojas y blancas. Son escasas las referencias de enlucidos conservados. (más…)