Patrimonio por Lorca Rotating Header Image

El monasterio de Las Clarisas estará rehabilitado en 2013

Las obras de rehabilitación del monasterio de Santa Ana y la Magdalena de Clarisas de Lorca, el único convento de clausura que queda en la Ciudad del Sol, destrozado por los terremotos que azotaron la ciudad el 11 de mayo, estarán terminadas en 15 meses, para abril-mayo de 2013.

Así lo ha avanzado en declaraciones a Europa Press el presidente del Sindicato Central de Regantes, José Manuel Claver, cuyo organismo ha recaudado más de 2 millones de euros para hacer frente a estos trabajos.

Claver explicó que ese dinero sale del ‘céntimo solidario con Lorca por m3’, recaudado por ochenta comunidades de regantes de Alicante, Almería y Murcia , que integran el Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo Segura, Scrats, que fue quien puso en marcha la iniciativa apenas unas semanas después de los terremotos.

El presidente del Scrats hizo una mención expresa al que fuera presidente de los regantes lorquinos, José María Fernández Pallarés, fallecido recientemente, que junto con el alcalde de la localidad, Francisco Jódar, animaron a los regantes a financiar con el dinero del ‘céntimo solidario’ la reconstrucción del monasterio.

Se trata de la primera adjudicación de la rehabilitación de un edificio singular de Lorca, según aseguró Claver, quién se mostró orgulloso de que el organismo que representa haya logrado sufragar los gastos para recuperar un edificio histórico como éste.

“LOS SEÑORES DEL AGUA”

Como anécdota, Claver ha señalado que las monjas les dedicaban, sin saberlo y desde hace años, el 24 de cada mes sus rezos a los ‘señores del agua’.

La circunstancia, explicó el presidente del Sindicato, es que cuando les comunicaron que los regantes iban a colaborar en la reconstrucción del monasterio, dijeron, emocionadas, “eso era porque en su día nos ayudaron y ahora han vuelto hacerlo”.

O cuando fue a ver a las monjas y le indicó a la abadesa que “aquí tenemos un problema porque a ustedes las novias les traen los huevos para que no llueva y nosotros lo que queremos es que llueva” y le preguntó qué vamos hacer a lo que la abadesa respondió “no se preocupe porque siempre decimos lo mismo: nosotras vamos a pedir para que seas feliz porque pedir para que no llueva es pecado en Murcia “.

“Ha sido providencial, es significativo como se dispone desde arriba, para que ahora seamos nosotros los que las ayudemos, devolviendo un poco la solidaridad que nosotros hemos recibido”, añadió José Manuel Claver, en declaraciones a Europa Press.

Fuente: La Verdad