Patrimonio por Lorca Rotating Header Image

El monasterio de Las Clarisas estará rehabilitado en 2013

Así quedó la iglesia del monasterio de Santa Ana y Santa María Magdalena de la orden de las clarisas en Lorca, tras el terremoto del pasado 11 de mayo JUAN FRANCISCO MORENO (EFE)

Así quedó la iglesia del monasterio de Santa Ana y Santa María Magdalena de la orden de las clarisas en Lorca, tras el terremoto del pasado 11 de mayo JUAN FRANCISCO MORENO (EFE)

Murcia, 14 dic (EFE).- Las obras de rehabilitación del monasterio de Las Clarisas de Lorca, afectado por el terremoto de mayo, estarán terminadas en Semana Santa de 2013, según auguró hoy en rueda de prensa el presidente del Sindicato Central de Regantes, José Manuel Claver, cuyo organismo ha recaudado los 2 millones de euros para hacer frente a estos trabajos.

Claver explicó que ese dinero sale del “céntimo solidario” que todos los regantes han recaudado en estos meses, ya que de 200 hectómetros cúbicos de agua empleados se ha derivado 1 céntimo de euro por cada metro cúbico de agua para afrontar los gastos de la obra, como medida solidaria del SCRATS con Lorca.

El obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, y Claver pondrán el próximo día 22 la primera piedra de estas obras que serán adjudicadas el día 19 por la comisión para adjudicar la rehabilitación, a la que han concurrido quince empresas españolas que atendieron el proyecto del equipo de arquitectos lorquinos Ancosta y Pedrero.

Ese día 22 se celebrará en Lorca la Junta General del Sindicato, y al acto de colocación estará invitado Ramón Luis Valcárcel.

Se trata de la primera adjudicación de la rehabilitación de un edificio singular de Lorca, según aseguró Claver, quién se mostró orgulloso de que el organismo que representa haya logrado sufragar los gastos para recuperar un edificio histórico como éste.

Como anécdota, Claver repartió entre los periodistas que asistieron hoy a una rueda de prensa al SCRATS unos mazapanes y cordiales elaborados por las monjas Clarisas, agradecidas por la solidaridad de los regantes murcianos.

Fuente: La Opinión de Murcia