Patrimonio por Lorca Rotating Header Image

El Paso Azul reelige a José Antonio Ruiz, que afronta su mandato más difícil

José Antonio Ruiz espera en la cola para votar. :: PACO ALONSO / AGM

José Antonio Ruiz espera en la cola para votar. :: PACO ALONSO / AGM

José Antonio Ruiz Sánchez fue reelegido el pasado lunes como presidente de la Hermandad de Labradores, Paso Azul. El escrutinio terminó bien entrada la noche y arrojó el resultado de 243 votos a favor, 82 en contra, 3 nulos y 2 abstenciones, de un total de 330 votos emitidos. Menos de la mitad de los mayordomos con derecho al voto no acudieron a dejar su papeleta en la urna que se instaló en el Aula de Cultura de Caja Murcia ante la imposibilidad de hacerlo en la iglesia de San Francisco, donde habitualmente se celebran las votaciones, por los daños que sufre tras los terremotos.

La reconstrucción de la iglesia de San Francisco y del antiguo hospital de San Juan de Dios son los proyectos más inmediatos, según afirmó el presidente del Paso Azul, quien explicó que «los daños son de gran consideración. El futuro para los azules es recuperar nuestro patrimonio inmobiliario, que reconozco será una tarea difícil pero no imposible».

José Antonio Ruiz también afirmó que hay que seguir trabajando por el futuro de la Semana Santa de Lorca. «Hay que levantar el ánimo y pensar que somos capaces de devolver la normalidad e ilusión a nuestra hermandad». Entre las iniciativas que pretende en los próximos años están la renovación de grupos del desfile bíblico como «la Caballería Egipcia, el Grupo de Débora, conjunto de carro y manto de Marco Antonio, así como el Grupo de Caballería de Exploradores».

La Caballería del Triunfo del Cristianismo también será restaurada, según Ruiz, quien incluirá entre los trabajos de recuperación igualmente a la carroza de Nerón, «al que queremos acompañar de una nueva guardia pretoriana».
Un nuevo palio para el trono de la Santísima Virgen de los Dolores, es otra de las pretensiones, como la creación de un Consejo Asesor Artístico «que persiga objetivos de calidad, profesionalidad y conservación de algo tan valioso y tan nuestro como es el bordado», concluyó Ruiz Sánchez.

Fuente: La Verdad