Patrimonio por Lorca Rotating Header Image

El macizo rocoso del castillo de Lorca precisa actuaciones por 4 millones de euros

El macizo rocoso sobre el que se levanta el castillo de Lorca, una fortaleza medieval considerada el principal icono de la ciudad, precisa “actuaciones urgentes” de consolidación por cuatro millones de euros tras los terremotos del 11 de mayo, fecha desde la que se suceden los desprendimientos de rocas.

Los últimos desprendimientos, según ha explicado hoy el concejal de Obras, Ángel Meca, se registraron el viernes por la noche y el sábado por la mañana y desde entonces los accesos de subida y bajada a la colina del castillo se encuentran cerrados al tráfico y a la práctica deportiva para evitar accidentes.

El edil ha señalado que la zona donde se han producido estos últimos desprendimientos, transcurrido más de un mes de los seísmos, abarca una franja longitudinal de unos 150 metros, en donde se han caído rocas de gran tamaño y otras se mantienen en una situación “muy inestable”.

La situación aparejada a estos desprendimientos es de “peligrosidad y riesgo”, ha reconocido hoy el concejal, que ha señalado que el estado del macizo rocoso se ha agravado por las réplicas de la serie sísmica posterior a los dos principales terremotos y por el aumento térmico que ha provocado “dilataciones” en la roca.

Ingenieros de minas, que en diciembre finalizaron el proyecto de consolidación de las laderas del cerro mediante la colocación de mallas metálicas, regresaron ayer a Lorca para realizar una nueva evaluación de la colina.

Estos técnicos, que estudian el macizo rocoso desde 1997, han advertido al Ayuntamiento de la necesidad de realizar actuaciones inmediatas en dos de los 11 sectores en los que han dividido la colina y que precisan intervenciones para asegurar la estabilidad del monte tras los terremotos.

Los sectores uno y cuatro son los que requieren intervención de forma más acuciante ante el riesgo de nuevos desprendimientos que podrían afectar a viviendas cercanas, situadas en la falda de la colina del castillo y cuyo desalojo preventivo podría decretarse en las próximas horas.

“Tiene que primar la seguridad de las personas”, ha dicho el concejal, que ha anunciado que los expertos han recomendado la instalación de una “valla dinámica protectora y el mallado de las rocas” en los lugares de mayor peligro.

El consistorio va a contratar “por la vía de emergencia” las operaciones de contención de las rocas mediante mallas, que podrían prolongarse durante tres meses, mientras que en seis semanas estará instalada la “barrera dinámica”, que permitiría reabrir los accesos al castillo de la ciudad, uno de los principales reclamos turísticos de Lorca y sede del parque temático de inspiración medieval, Lorca Taller del Tiempo.

Meca ha explicado que el objetivo del Ayuntamiento es que los cuatro millones correspondientes a estas obras de emergencia puedan ser financiados “al cien por cien” con cargo a las partidas de ayudas contempladas en el Real Decreto 6/2011 para paliar los daños derivados de los terremotos.

Ese Real Decreto recoge que el 50 por ciento de las actuaciones en infraestructuras correrán por cuenta del Estado, pero Meca ha dicho que el consistorio “no puede acometer” el 50 por ciento que le correspondería por falta de recursos.

Fuente: La Verdad