Patrimonio por Lorca Rotating Header Image

Aceleran los trabajos para permitir la salida del cortejo morado de El Carmen

Una hormigonera descarga cemento, ayer, frente a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen. :: PACO ALONSO / AGM

Una hormigonera descarga cemento, ayer, frente a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen. :: PACO ALONSO / AGM

Los trabajos para permitir que el Paso Morado pueda disponer de su templo de cara a la Semana Santa van por buen camino. Durante todo el día de ayer no cesó el tránsito de hormigoneras que descargaban cemento armado para la losa que ocupará todo el suelo de la iglesia del Carmen. Estas labores se acometen después de haberse retirado toda la vieja solería de mármol que se encontraba en muy mal estado después de los terremotos de mayo de 2011. Presentaba hundimientos y fracturas en su mayor parte debido a los desprendimientos producidos tras los movimientos sísmicos, a la maquinaria y los andamios que tuvieron que utilizarse durante las tareas de rehabilitación.

El hormigón precisará en torno a 48 horas para fraguarse, según los técnicos, aunque aún restan trabajos previos para que la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón pueda hacer uso de su sede religiosa. El traslado de tronos se llevará a cabo el sábado 12 de abril, según confirmó ayer el presidente del Paso Morado, Fulgencio Martínez Pelegrín, quien aseguró que «la losa de hormigón que están echando será de mayor grosor junto a la puerta principal para que los tronos puedan entrar y salir con mayor comodidad, aunque luego tengan que rebajarla».

En la jornada posterior al Viernes de Dolores, el Paso Morado hará el traslado de todos sus tronos. «Se llevarán hasta la iglesia del Carmen y allí se producirá la entronización. La intención es que durante los días de Semana Santa, desde el 14 al 20 de abril, esté abierta una exposición con los enseres de la cofradía», detalló Martínez Pelegrín.

El Paso Morado procesionará la próxima Semana Santa todos sus tronos. Algunos de ellos, como el del Calvario, no desfilaba desde los terremotos. Los últimos años sus salidas procesionales se han producido desde una carpa instalada en la zona conocida como ‘Los poyos de Molina’, frente a la iglesia del Carmen. Hace algunas semanas, los mayordomos de la cofradía anunciaron que si no podían salir de su templo, no descartaban tener únicamente una representación testimonial en los desfiles bíblico pasionales.

Sin embargo, los trabajos en El Carmen se han acelerado con la intención de que cuenten con su sede religiosa al menos durante los días principales de la Semana Santa.

Fuente: La Verdad de Murcia