Patrimonio por Lorca Rotating Header Image

La reconstrucción del monasterio de las clarisas afronta la recta final

Las últimas obras en el monasterio de Santa Ana y la Magdalena se ejecutan en estos momentos en el patio conventual. :: PACO ALONSO / AGM

Las últimas obras en el monasterio de Santa Ana y la Magdalena se ejecutan en estos momentos en el patio conventual. :: PACO ALONSO / AGM

El reconstruido Monasterio de Santa Ana y la Magdalena de Clarisas será bendecido el martes 18, según anunció en declaraciones a ‘La Verdad’ el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura (Scrats), José Manuel Claver. Éste explicó que será el obispo de la Diócesis, José Manuel Lorca Planes, quien bendiga las dependencias tras la restauración a la que han sido sometidas tras los daños por los terremotos de mayo de 2011. En el acto estará presente el presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, y el alcalde, Francisco Jódar, además de la superiora del monasterio, la Madre María Jesús. Será, según explicó el presidente del Scrats, un acto muy emotivo, «ya que será la entrega oficial del monasterio tras la finalización de las obras a las monjas clarisas».

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura, integrado por 86 comunidades de regantes de Almería, Murcia y Alicante, con un total de más de 89.000 agricultores, ha financiado las obras de recuperación del monasterio a través de la campaña del ‘céntimo solidario’. Con el cobro de un céntimo de euro por metro cúbico de agua consumida a los regantes se consiguió dos millones de euros, que es el coste de la recuperación del convento. Al acto de bendición y entrega oficial seguirá otro que tendrá lugar el jueves 27 y que será la consagración de la capilla del monasterio.

Las obras de rehabilitación del convento de clarisas se han ejecutado en el último año y medio. Han sido dirigidas directamente por los regantes que no solo recuperaron el monasterio, sino que además lo han dotado de mejoras que permitirán hacer la vida más fácil a sus inquilinas. Entre ellas, la sustitución de ventanas y puertas para permitir un ahorro energético, la instalación de placas solares para garantizar el agua caliente y la supresión de las barreras arquitectónicas. También se ha colocado un retablo en la capilla, similar al que se destruyó durante la guerra civil en el viejo convento.

El presidente del Scrats argumentó que las obras están en su fase final. «Inicialmente queríamos que se hubiese inaugurado el día de San José, pero fue imposible, ya que la recuperación de la capilla ha sido más complicada de lo previsto». La semana pasada llegó la escultura de hierro oxidado con la que se recordará a los más de 39.000 regantes que han costeado las obras.

Fuente: La Verdad